Claudia Fernández: “Se vive una situación estresante todos los días”

13/04/2021

La presidente de la Cámara de Comercio de Ushuaia, Claudia Fernández, expuso el panorama actual por FM Master’s, luego de conocerse las medidas de restricción ante el rebrote provocado por la segunda ola, sin certezas todavía sobre una profundización si no se contiene la situación epidemiológica.

Destacó que “en forma inmediata a la salida del DNU, se reunieron todas las cámaras con las autoridades provinciales para analizar el alcance de las medidas. Todo fue muy rápido, tratando de buscar la mejor solución para no afectar la parte económica. Todos sabemos lo que tenemos que hacer, que es continuar cuidándonos, ser responsables individualmente, pero más allá de eso teníamos que ver cómo afectaba a los distintos rubros”, dijo.

Respecto de si hay clientes que se niegan a cumplir con las medidas de cuidado, indicó que “se han dado situaciones pero son las menos. Otra vez los más afectados por la reducción horaria son los gastronómicos y las confiterías. El fin de semana, a pedido de CAME, salió un REPRO II para los gastronómicos, con una ayuda para los empleados de 18 mil pesos. Ahí se generan algunos inconvenientes porque hay algunos que no están trabajando con todo el personal en blanco y no pueden recibir ese beneficio”.

Planteó el “gran desafío del gobierno provincial con el sostenimiento de los puestos de trabajo”, porque habría posibilidad de “aumentar los puestos en blanco por la gran cantidad de gente que no está registrada. Desde el banco Tierra del Fuego se está pensando en un refinanciamiento de créditos bancarios, porque las pymes y comercios están muy endeudados luego de la primera ola, que nos tuvo tanto tiempo paralizados. La única forma de seguir sosteniéndonos era mediante préstamos bancarios que hoy se están pagando y complican más la situación. Estamos viendo cómo se puede organizar esto y también desde CAME se está planteando la baja de las cargas tributarias. Es la forma de poder blanquear esos puestos de trabajo y sería importantísimo poder conseguirlo”, expresó.

Casi la mitad en franca caída

“Estamos buscando las soluciones porque recibimos llamadas todo el tiempo de distintos sectores. Hay propietarios de quinchos que no pueden trabajar y desde el gobierno provincial se está analizando cada sector para ver cómo podemos pasar este momento. Nosotros les explicábamos que, de todas las ramas del comercio, un 60% está vendiendo de normal para abajo, y hay un 40% que sigue cayendo. Tenemos que empezar a trabajar fuertemente en esto, porque cada vez vamos a tener más negocios cerrados”, alertó Fernández, con casi la mitad de los comercios que no están pudiendo sostenerse.

“El rubro gastronómico es el más complicado. Están trabajando pero con el 30% del aforo, es decir que no pueden ocupar todas las mesas, y la reducción horaria no ayuda porque la gente no sale a comer temprano. Los argentinos tenemos la costumbre de comer tarde. Es distinto cuando hay turismo internacional, porque están comiendo desde las siete de la tarde. Se está dando un solo turno con un aforo del 30% y la reducción es importantísima del consumo”, dijo.

Por ahora no hay perspectivas de extender el horario de cierre y “se ha tomado la medida menos perjudicial. Es antipático para los gastronómicos y para los quinchos, pero son decisiones que tienen que ver con la salud. Tenemos muchos contagiados, los contagios se están dando mucho más rápido y es difícil tomar una decisión. Yo no quisiera estar en el lugar del gobernador, porque uno plantea la situación de cada una de las ramas y siempre alguna se ve afectada”, manifestó.

Otro sector altamente afectado es el turismo, si bien hubo afluencia de turismo nacional. “Ver gente en la calle a todos nos entusiasma y no estamos acostumbrados a ver la ciudad vacía. Permanentemente hemos tenido turismo, todo el año, si bien en mayor medida se da en verano. Cuando estuvimos con todo cerrado hubo una preocupación sumamente importante. Se logró reactivar el turismo nacional y ahora el panorama se plantea de otra manera. Todos los esfuerzos no permiten llegar a despegar y apenas ayudan a sostener”, lamentó.

La incertidumbre es lo que más agrava el panorama porque “no sabemos cuándo va a terminar esto y se vive una situación estresante todos los días. Tenemos que reforzar la responsabilidad individual y cuidarnos entre todos, porque ya no le podemos pedir más al gobierno. Se está llevando adelante el plan de vacunación de forma bastante acelerada, en la medida en que van llegando las vacunas a la provincia. Cada uno de nosotros tenemos que poner el esfuerzo en las medidas de cuidado, el uso de barbijo, el distanciamiento, y la gente que queda esperando en un negocio tiene que tenernos un poco de paciencia porque los estamos cuidando. Hay gente que se enoja y tiene que entender que lo estamos haciendo justamente por ellos y su familia”, concluyó.

Fuente: p23.com.ar

Participá. Comentá.

Lo más leído

Actualidad

Newsletter

Recibí noticias personalizadas de forma exclusiva