Castillo pidió “bajar la calefacción” y “racionalizar el consumo”, ante la crisis energética

10/06/2024

Los últimos cortes de energía en Ushuaia revelan la preocupante fragilidad en el sistema energético, especialmente durante el invierno. Las bajas temperaturas, que incrementan considerablemente el consumo de gas y electricidad, ponen de relieve una infraestructura insuficiente y una gestión cuestionable por parte de las autoridades.

La ministra de Obras Públicas, Gabriela Castillo, explicó que los problemas del pasado jueves se originaron en la estación compresora de Camuzzi en Tolhuin. Este aumento en la demanda de gas debido al frío redujo la presión del gas que llega a Ushuaia, impactando directamente el funcionamiento de las turbinas de la usina local. La respuesta del sistema fue deficiente: ante la insuficiencia de gas, se implementaron cortes programados para evitar un apagón general, afectando áreas residenciales, hoteles y el parque industrial.

En este contexto la funcionaria pidió a la población “que baje la calefacción” y “racionalice el consumo de energía”. Si bien la racionalización del uso de gas y electricidad puede ser una medida temporal para mitigar la crisis, no se puede esperar que sea la única respuesta a un problema estructural tan grave.

Por FM Espectáculo dijo que “no es necesario dejar todo al máximo cuando se van a la mañana y vuelven a la noche. Cada familia sabrá cuáles son sus hábitos y podemos plantear una campaña para hacer un uso racional de energía, porque no es irrestricta la disponibilidad y el jueves fue un claro ejemplo de que tenemos complicaciones cuando no llega la cantidad de gas del gasoducto a la ciudad de Ushuaia”, expresó.

“Es necesario seguir con un uso racional del consumo eléctrico para que tengamos que producir la menor cantidad posible y por otro lado hacer un uso racional del gas, porque cuando se incrementa considerablemente el consumo, se complica la situación. Hay que mantener un equilibrio entre el consumo y lo que se puede generar, porque no tenemos un mega caudal que llegue a la ciudad de Ushuaia a la presión que se necesita, por eso tuvimos que restringir la energía”.

Esta propuesta no aborda la raíz del problema: una infraestructura energética deficiente y una falta de planificación a largo plazo. La ministra mencionó la necesidad de obras como el gasoducto Fueguino, que aún no ha sido aprobado por la Cámara de Senadores. Este proyecto, crucial para garantizar un suministro constante de gas, aunque es improbable que su posible implementación tenga un impacto significativo a corto plazo.

Participá. Comentá.

Lo más leído

Actualidad

Newsletter

Recibí noticias personalizadas de forma exclusiva